Una auditoria aplicada a la Lotería Nacional para la Asistencia Pública de México (Lotenal) sobre el ejercicio 2018, determinó que no existe rentabilidad en la mayoría de sus sorteos y no realizó aportes para la asistencia pública, por lo que no cumple con el objeto para el cual fue creada.

Entre las irregularidades, se detectó que se contrataron los servicios del proveedor Estudios Churubusco Azteca, S.A. por 5.600.000 pesos, “sin asegurarse de que contaran con los recursos técnicos, materiales y humanos propios y suficientes para realizar los servicios requeridos en al menos 51% del monto total del contrato, por lo cual, éste subcontrató los servicios con terceros, por 4. 927.900 pesos, que representaron el 88% del importe contratado con Lotería Nacional para la Asistencia Pública”.

Con ello, señala el dictamen del 15 de octubre de la auditoría, se incumplió el Reglamento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, artículo 4; del Oficio Circular mediante el cual se emiten diversas directrices para los oficiales mayores de las dependencias y equivalentes en las entidades de la Administración Pública Federal y titulares de los Organos Internos de Control, que deberán observarse en las contrataciones que se realicen entre entes públicos, párrafo primero, incisos c y d, de dicho documento.

En cuanto a las utilidades, la auditoria señala que de los ocho productos de Lotenal, sólo el sorteo Especial produjo un margen de utilidad de operación del 2,1%, por $12.838.200.

Los otros siete productos registraron pérdidas que van del 7,1%, por 30.675.600 pesos, del sorteo de Diez, al 48.6%, por $143.312.400, del sorteo del Gordo de Navidad.

Por tal motivo, indica, en el presente ejercicio y desde 2008 no realizó aportaciones para la asistencia pública, por lo que no cumple con el objeto para el cual fue creada, conforme lo establece su ley orgánica.

Sobre la cartera vencida, por 536.081.200 pesos, que corresponde a 256 adeudos, Lotenal no evidenció la fecha en que se originaron; de éstos, 522.943.100 pesos corresponden a 122 adeudos enviados al área jurídica para gestionar su recuperación por la vía judicial, y 13.138.100 pesos corresponden a 134 adeudos de los que no se inició el proceso judicial de reclamación.

De su análisis, respecto de los 122 adeudos enviados al área jurídica para gestionar su recuperación por la vía judicial, por $522. 943.100, determinó que de estos 122 casos en proceso de recuperación judicial, la entidad fiscalizada reportó que 52, por 288.972.600 pesos, se encuentran en ejecución de sentencia, de los cuales se observó que en ocho casos, por $19.676.400, la última gestión que realizó la entidad ante los juzgados fue hace más de un año; 69 adeudos, por 229.061.200 pesos continúan en proceso judicial, y de un caso, por $4.909.300, el 7 de noviembre de 2016, la autoridad dictaminó la caducidad de la instancia por falta de gestiones, por lo que volvió a iniciar el proceso legal de recuperación.

Además, en este rubro se encontraron seis expedientes, por $6.229.600, que no cuentan con parte de la documentación para continuar con las gestiones de recuperación judicial, consistente en el contrato mercantil, comprobante de domicilio, acuses de recibo de recepción de billetes cuantificados, garantías otorgadas, copia de comprobantes de depósito bancario, como lo establece el Manual de Operación de Crédito y Cobranza.

Sobre los 134 adeudos restantes, por $13.138.100, no se inició el proceso de recuperación, de los cuales destacan cinco organismos de venta, con un saldo total por 7.823.200 pesos (59,5%).

Cabe señalar que su normativa no establece el tiempo máximo de permanencia de un adeudo en cartera vencida para iniciar su recuperación por la vía judicial.

En lo que se refiere a la Reserva para garantizar el pago de premios, la Lotenal no cuenta con una reserva para garantizar el pago de los premios ofrecidos en los billetes de lotería emitidos, conforme a lo establecido en su Ley Orgánica, por lo que existe el riesgo de incumplimiento de pago.

Acerca del presupuesto, en 2018, el órgano fiscalizador realizó 15 adecuaciones presupuestarias, de las cuales dos fueron externas, para solicitar recursos fiscales por $540 millones, para destinar 350 millones a publicidad y $ 190 millones para gastos de servicio médico, ya que éstos no fueron presupuestados en el anteproyecto de presupuesto, a pesar de ser gastos básicos de su operación, lo que denota una inadecuada planeación del gasto.

En lo que se refiere a las 13 adecuaciones presupuestarias internas restantes, se observó que seis, por $89.135.600, no se reportaron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para su validación.

En lo que se refiere a los gastos de promoción y publicidad, la auditoría arrojó que el 20 de abril de 2018, Lotenal inició, en forma extemporánea, las gestiones ante la SHCP para que, a su vez, ésta solicitara a la Secretaría de Gobernación la autorización de su Estrategia Anual de Promoción y Publicidad y el Programa Anual de Promoción y Publicidad, por $349.788.100, aun cuando en esa fecha no contaba con disponibilidad de recursos en la partida 36201: “Difusión de Mensajes Comerciales para promover la venta de productos y servicios”.

Además, Lotenal y Pronósticos para la Asistencia Pública (PAP) no vincularon ni coordinaron la campaña de promoción y publicidad del billete electrónico, lo que ocasionó la difusión de la misma versión del anuncio en un medio impreso, por el que cada uno pagó $115.400 a un proveedor, lo que evidencia un ineficiente ejercicio de los recursos públicos.

Con todo lo anterior, se incumplen los Lineamientos Generales para las Campañas de Comunicación Social de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal, emitidos por la Secretaría de Gobernación, para la planeación, autorización, supervisión y evaluación de las estrategias, programas y campañas de publicidad.

Señala que, de 12 contratos de publicidad revisados, en 10 casos, adjudicados en forma directa por excepción a la licitación pública, por $66.493.300, no se evidenció la realización de una investigación de mercado, que asegurara a la entidad fiscalizada las mejores condiciones de precio, calidad, financiamiento y oportunidad.

En cuanto a los procedimientos de adjudicación y recepción de servicios, de contratos celebrados al amparo del artículo 1 de la LAASSP, Lotenal celebró con Estudios Churubusco Azteca, S.A., el contrato C-194-18 y su convenio modificatorio para los servicios de producción de spots de televisión y radio, por un total de 5 millones 600 mil pesos.

Sin embargo, Estudios Churubusco, a su vez, subcontrató servicios con terceros, por $4.927.900 pesos, lo que representó el 88% del importe adjudicado, por lo que excedió el 49% permitido por la LAASSP, no obstante que Estudios Churubusco Azteca, S.A. manifestó contar con la capacidad material, técnica y humana para la prestación de los servicios contratados.

De los servicios de seguridad y vigilancia, con pagos, por 9.751.100 pesos, al amparo del convenio modificatorio C-024-17 CM y el contrato C-039-18, celebrados con el Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán-Texcoco y el Cuerpo de Vigilancia Auxiliar y Urbana del Estado de México, respectivamente, se comprobó que ambas entidades entregaron a Lotenal, como evidencia de la prestación de los servicios, listas de asistencia y bitácoras quincenales, y no diarias, en incumplimiento del contrato antes citado.

Por otro lado, no se exhibió la garantía de cumplimiento para el ejercicio 2018, por el 20% del importe máximo de los contratos C-040-17 PLU y C-043 17 PLU, el primero formalizado con Litho Formas S.A, para la impresión de billetes de lotería, por $73.842.600 pesos, y el segundo, con Grupo de Tecnología Cibernética S.A., en participación conjunta con Mainbit S.A., y Teleinformática en Servicios Avanzados, por los servicios de un Centro de Administración Tecnológica, por $33.407.200, respectivamente.

De tal forma que, de acuerdo con los Estados Financieros al 31 de diciembre de 2018, Lotenal presentó un resultado del ejercicio (“desahorro”), por 67.295.900 pesos, y un patrimonio deficitario por $30.583.000, y recibió transferencias de recursos fiscales por $ 540 millones.

Lotenal aportó a la Federación 706.986.000 pesos, por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), equivalente al 30% de las ventas de billetes de lotería, y enteró $20.304.400, del 1% del Impuesto Sobre la Renta retenido de los premios pagados. Asimismo, al 31 de diciembre de 2018 reportó un déficit acumulado, por $6.122.159.300.

A %d blogueros les gusta esto: