Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), informó  que estos despidos han sido a causa de las leyes y abusos que se han dado en contra de la industria en los últimos años.

Desde el 2010 a la fecha, solo los casinos miembros de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja) han tenido que despedir al 56% de los colaboradores regulares de su planilla formal y otra cantidad muy parecida de la de emprendedores.

Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), informó a Panamá América que estos despidos han sido a causa de las leyes y abusos que se han dado en contra de la industria en los últimos años.

Antes de la implementación del impuesto en el 2015, la industria era una de las mayores impulsoras del empleo generando más de 7,000 plazas de trabajo directas e indirectas en todo el país.

Sin embargo, en la actualidad los desempleados en los casinos, tragamonedas y emprendimientos asociados a la industria totalizan 3,800.

96.1 millones de dólares al Estado en concepto de recaudaciones por juegos.

Mientras que Yelitza Amador, secretaria ejecutiva de la Asociación Panameña de Operadores de Juegos de Azar (Apojuegos), estima que entre 3,500 y 4,000 plazas de trabajo se han cesado; esto sin considerar los empleos indirectos y todo el entorno económico que se mueve a su alrededor.

Esperanza

El reciente anuncio de la Junta de Control de Juegos, que busca eliminar el impuesto del 5.5% en las mesas de juego, da nuevas esperanzas a la industria de juegos que mantiene números rojos.

 

Fuente: Panamá América

A %d blogueros les gusta esto: