La Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social (DAFAS), institución adherente a la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de la República Argentina (A.L.E.A), manifiesta su preocupación ante la posible creación de un nuevo gravamen a los juegos de azar a nivel nacional, advirtiendo que de implementarse, su aplicación favorecería la proliferación del juego clandestino y se pondrían en peligro cientos de miles de puestos de trabajo directamente vinculados al juego oficial.

El gerente general de DAFAS, Jorge Payeras, señaló que existen algunos proyectos con respecto a la reducción del impuesto a las ganancias para empleados y jubilados, “y algunos de los proyectos que se están tratando en la Cámara de Diputados en estos días, prevén, entre otras cosas, como forma de financiamiento de esa rebaja, gravar al juego oficial”.
Detalló que habría dos impuestos, “uno que es el 0,75% de las apuestas que se realicen”, manifestando que no está claro quién sería el contribuyente, “si lo pagaría el apostador o el ente organizador de juegos”. El otro impuesto es un 10% “por el que los propietarios de tragamonedas deberán pagar un 10% anualmente”.
Payeras definió que estos impuestos se agregarían a los que ya paga el juego, “porque paga impuesto a las ganancias, ingresos brutos, (en alícuotas superiores a cualquier otra actividad), canon, tasas municipales. Y en las loterías provinciales, de las 24 provincias argentinas, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el excedente del juego oficial, va al Estado para acción social”.
Estos nuevos impuestos perjudican al juego oficial en dos cuestiones, “pone en riesgo, al disminuirse la rentabilidad, algunos de los 250.000 puestos de trabajo que tiene en el país; y gravando nuevamente al juego oficial, se lo pone en peores condiciones que las actuales respecto al juego clandestino. Este último, no paga ningún tipo de impuestos, en realidad no paga nada”.
Tanto los gremios, empleados, algunas loterías con tragamonedas o empresas que prestan los servicios al juego oficial, decidieron un paro en todo el país por tiempo indeterminado. “Es de suponer que habrá negociaciones, porque esta ley de impuesto a las ganancias, será de rápido tratamiento y resolución”.
Para concluir, Payeras indicó que “nos vemos imposibilitados de tomar apuestas porque no habrán sorteos oficiales en la Lotería Nacional, provincia de Buenos Aires y de Santa Fe”.

Preocupación de DAFAS
DAFAS comparte la preocupación exteriorizada por A.L.E.A. respecto a que se favorecería “el crecimiento del juego ilegal/clandestino, al elevar la presión impositiva sobre el sector regulado y controlado”, esto último porque el juego clandestino no posee carga impositiva alguna, emplea personal en negro y aprovecha vacíos legales vigentes para comercializar juegos de azar en todas sus variantes.
Por otro lado, se pondrían en peligro las fuentes de trabajo que directamente se emplean en esta industria, de las cuales 150.000 pertenecen a las Salas de Juego, 65.000 a las Agencias Oficiales y otros 25.000 puestos de trabajo en organismos reguladores y empresas prestadoras de servicios; esto sin considerar los puestos de trabajo indirectos vinculados a sectores económicos como turismo, construcción, gastronomía, transporte, tecnología, seguridad, publicidad, entre otros.
Asimismo, DAFAS adhiere a la postura de A.L.E.A. respecto a que “las utilidades del juego oficial que efectivamente administran los 24 entes estatales del país, son destinadas en forma directa, por cada instituto de lotería y casinos, a las áreas de gobierno respectivas para su aplicación a Acción Social”.
Por último, recuerda que “los actores privados del sector, desde las Agencias Oficiales (24.970 en todo el país), hasta los concesionarios de Salas de Juegos y Casinos, efectúan el pago de los tributos, aportes y contribuciones establecidas por las respectivas leyes nacionales, provinciales y municipales, como sector de la economía formal. Además, por contratos y licitaciones preexistentes, son obligados a aportar cánones, tasas y comisiones, y a realizar inversiones en turismo, entretenimientos y asistencia social en general”.
A.L.E.A. es una asociación civil sin fines de lucro creada el 8 de julio de 1970, que nuclea a las 24 loterías estatales que regulan, fiscalizan y administran los juegos de azar en Argentina

A %d blogueros les gusta esto: