El juez Juan Pablo Masi hizo lugar al planteo del abogado defensor Marcelo Peña y benefició a Luis Mario Bordenave y a Diego Selva. Ambos están con caución real y con impedimento para salir del país. Jorge “Piedrita” Rodríguez y Jorge Maggi, expresidente y extesorero respectivamente, seguirán detenidos.

 Desde el Juzgado de Garantías Nº 4 de La Plata se emitió este lunes una resolución por la cual dos de los imputados por presuntas maniobras de corrupción durante el gobierno de Daniel Scioli en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos recuperaron su libertad.

El juez Juan Pablo Masi ordenó que Luis Mario Bordenave sea excarcelado tras el pago de una caución real de $ 2.5 M, mientras que el otro beneficiado, Diego Selva, haga lo propio por un monto de $ 1.5 M. Además, según lo resuelto por el magistrado, ninguno de los dos podrá salir del país hasta tanto se encuentre firme la acusación y deberán notificarse en sede judicial todos los meses, entre los días 1 y 5.

De acuerdo a la acusación y al expediente judicial –que se inició en 2016 en la Fiscalía Nº 8, a cargo de Hugo Tesón, tras el arribo del Gobierno de Cambiemos y el desembarco de Melitón Eugenio López en el Instituto–, “al menos desde el mes de abril de 2013 y hasta el año 2015 cuatro personas de sexo masculino integrantes de Lotería de la Provincia (presidente, tesorero, jefe de Publicidad, junto a otro empleado de ese área) iniciaron expedientes para tramitar y generar pagos de órdenes de publicidad apócrifas en favor de otras personas con las que estaban en connivencia”.

En total, se estima que desviaron $ 18.104.378 y, si bien Tesón pidió ante la titular y jueza natural del proceso a cargo del Juzgado de Garantías Nº 6 de La Plata, Florencia Butiérrez, la detención de 12 personas, la magistrada sólo concedió la de 4: Jorge “Piedrita” Rodríguez (presidente), Jorge Maggi (tesorero), Luis Bordenave (empleado) y Diego Selva (jefe de Publicidad).

El último sábado de 2018 se habían entregado Bordenave y Selva, quienes se negaron a declarar en indagatoria. En tanto, Maggi y Rodríguez se mantenían prófugos.

Según voceros judiciales, varias comitivas de la DDI se dirigieron a los domicilios de ambos y no los ubicaron. En ese sentido, desde sede judicial indicaron que “en caso de no ajustarse a derecho tanto Rodríguez como Maggi, su situación procesal se verá más complicada, ya que estarían acreditando un evidente riesgo de fuga; esto puede atentar contra posibles pedidos de beneficios, como la excarcelación o la prisión domiciliaria”.

El pasado viernes Maggi y Rodríguez se pusieron a disposición judicial, entregándose en la sede de la DDI La Plata. En tanto, el fiscal Tesón está siendo reemplazado por su par Cecilia Corfield, quien se hizo cargo del acto de indagatoria a los implicados.

 

A %d blogueros les gusta esto: