No proceden amparos contra gravámenes; deberán comenzar a pagar impuestos este año

 

Pierden amparos casas de apuestas y juegos, estarán obligadas a pagar tributos a nivel local, esto, luego de que por la vía jurídica este tipo de establecimientos intentaron evadir el cobro de retenciones a los apostadores, así como los tributos sobre las ganancias obtenidas, informó Jaime González de León, titular de la Secretaría de Finanzas.

Cabe recordar que este año se estableció por primera ocasión en la legislación local el Impuesto a la Realización de Juegos con Apuesta, el cual establece un cobro para el apostador, a quien se le retiene un 10% del dinero que pone en juego; también un tributo a las casas apostadoras, correspondiente al 6% de sus ganancias. Las empresas del sector se opusieron a las nuevas disposiciones y tramitaron amparos.

Jaime González indicó que la dependencia que encabeza le ganó los amparos a los siete casinos que se ampararon –la totalidad de los que están establecidos en el estado– de las cuales solo uno siguió el proceso ante otras instancias superiores,

pero hay confianza en que se gane la resolución.

Jaime González de León, Titular de la Secretaría de Finanzas

Subrayó que tras la sentencia, los casinos tendrán que empezar a ponerse a mano con los tributos correspondientes a los primeros meses del año, pues ya saben cómo deberán calcular los impuestos y tendrán cumplir con dicha obligación fiscal; agregó que no descartan establecer un diálogo para que dicho proceso sea terso.

 

Finalmente, el Titular de la Secretaría de Finanzas aseguró que el Impuesto a la Realización de Juegos con Apuesta todavía no se refleja en ingresos importantes para el estado, porque los litigios provocaron que se retrasara la recaudación, además de que, al ser el primer año de su aplicación, la estimación es conservadora: entre 10 y 15 millones de pesos por dicho concepto.

RECAUDACIÓN

Estimada entre 10 y 15 millones de pesos

A %d blogueros les gusta esto: