“La afluencia es ampliamente superior a la de temporadas anteriores”, advirtieron desde el gremio de casineros. Aseguran que las remodelaciones realizadas en la sala de juegos fue una de las claves.

En sintonía con la temporada récord que está viviendo Mar del Plata este verano, al igual que los restaurantes, hoteles, teatros, parques recreativos y demás lugares de esparcimiento, el Casino Central registra un “notable incremento” en la cantidad de público que a diario se acerca “tanto a pasear como a hacer apuestas” y en simultáneo los trabajadores perciben un “evidente aumento” en el volumen de juego.

Con motivo de sus 80 años, el Casino Central de Mar del Plata quedó totalmente remodelado y vive una “muy buena temporada” gracias a que “la gente viene con otras expectativas y se incentiva para darse un pequeño lujo más durante sus vacaciones”, indicó Aníbal Settino, dirigente gremial de la Administración, Maestranza y Servicios de los Casinos Nacionales (AMS).

Desde fines de diciembre los trabajadores perciben mayor movimiento que otros años. Pero durante los últimos dos fines de semana de enero, cuando la ocupación hotelera se vio colmada en la ciudad, los espacios de juego se mantuvieron llenos.

Es entre la tarde y la noche cuando mayor afluencia de público se registra, luego del horario de playa. En general, se extiende hasta la madrugada. En días nublados, el movimiento se percibe desde más temprano.

“La diferencia es notable con el año anterior. El Casino se ha remodelado, realmente ha quedado muy bien y eso atrae mucho a la gente, que viene a pasear, a ver cómo quedó y a jugar, a divertirse. Vemos claramente que aumentó el caudal de público, no solo los fines de semana”, precisó Settino.

Con respecto al volumen de juego, todavía no hay números oficiales. La evaluación correspondiente se realizará una vez que finalice enero. Sin embargo, “es evidente que aumentó el caudal de juego”, confió el represente de la AMS.

“La afluencia de público es notablemente mayor a la de años anteriores. Y la gente tiene un poco más de dinero, entonces se atreve a jugar un poco más porque hay otras expectativas”, dijo Settino en ese sentido y atribuyó “sin dudas” esta afluencia turística al cambio de gobierno.

El público que concurre a la principal sala de juego de la ciudad “se reparte entre las mesas y los tragamonedas” y si bien la ruleta, como ocurre históricamente, es uno de los principales atractivos, “muchos se vuelcan a las nuevas máquinas que están funcionando muy bien”, agregó el dirigente casinero.

Actualmente, la ficha más económica dentro del Casino Central de Mar del Plata es la de 10 pesos. Los trabajadores advierten que si bien una parte del público “se divierte con apuestas bajas”, en simultáneo se registra un segmento que concurre con mayor cantidad de dinero en busca de multiplicar su suerte.

Denuncias por aguas servidas

Los trabajadores del Casino Central denuncian que la proliferación de locales de gastronomía “sin condiciones de ser habilitados” en los alrededores del emblemático edificio volvieron a generar este verano problemas en las cloacas y el agua en la sala de juego.

“Tenemos el problema de las aguas servidas. Muchos desperdicios cloacales de estos locales que abren alrededor en temporada caen en la sala de máquinas y nos están contaminando el agua”, expresaron desde la Administración, Maestranza y Servicios de Casinos.

El gremio sostiene que el problema no es nuevo, sino que se repite cada verano. Y que si bien solicitaron la intervención del municipio, “Obras Sanitarias dice que debe intervenir Bromatología, ahí nos mandan a hablar con Inspección General y ellos dicen que es un tema de OSSE; nadie se hace cargo a pesar de las denuncias”, señalaron.

A %d blogueros les gusta esto: